top of page

DEL CERCO MEDIÁTICO A LA CENSURA

Somos un centro de investigación y análisis de comunicación para la reflexión, discusión y generación de propuestas para el bienestar mediante la creación de conocimiento práctico que abone al diseño de mejores políticas públicas.


La política del lenguaje es el lenguaje de la política: lo que está ausente es tan llamativo, tan sorprendente, como lo que es escrito y publicado.

James Petras.


En el ejercicio periodístico hay áreas de especialización que se conocen entre los especialistas como “la fuente”, es decir que hay fuentes especializadas; por ejemplo, el periodismo deportivo, el de política, o el de cultura, por citar algunas fuentes, también llamadas “secciones”; además se establecen las llamadas líneas editoriales que muestran la postura de un medio determinado sobre el manejo o el tratamiento de la información; algún medio podría celebrar el triunfo de alguna causa, mientras que otro medio lamenta el mismo resultado.

Lo anterior deja ver que cada fuente atiende periodísticamente lo concerniente a su especialidad, a la vez que muestra su simpatía o no ante determinada información, con un sesgo que es cotidiano en el periodismo y que acaso por lo mismo cuente con algún número de seguidores, mientras que otro sector por la misma razón prefiera atender otro medio de información.

Recientemente diversos medios de comunicación en EEUU determinaron censurar el posicionamiento de Donald Trump ante el conteo de votos electorales para la elección del próximo presidente de esa nación, lo cual ha sido analizado por diferentes analistas en México, concluyendo en términos generales que fue indebido, toda vez que las palabra de Trump fueron calificadas simple y llanamente como mentiras.

Tal parece que ha caído en el olvido lo que en su momento, también en México, se calificó como un “cerco informativo”, cuando la gran mayoría de medios de comunicación, no sólo calificaba, sino que también omitía información pertinente de interés nacional, por considerarla contraria a su línea editorial.

En el contexto del cerco informativo, las redes sociodigitales han superado la línea editorial de los medios tradicionales, facilitando que diferentes actores públicos emitan mensajes directos al auditorio; un público que selecciona con mayor libertad tanto la fuente, como el tratamiento de la información de su preferencia.

Acaso el primer presidente en tener su propio canal de comunicación directa, a través de las redes sociodigitales y sin la mediación periodística, haya sido Barak Obama; utilizaba la plataforma de Twitter con diferentes mensajes que publicaba según consideraba pertinente.

Cuando Obama hizo del tuiter una forma más o menos regular de mensajear, diferentes periodistas se dieron por ofendidos, al considerar que desplazaba su participación en el tratamiento de la información, en una crítica que evidenciaba la mismísima razón por la cual este emisor prefería emitir su mensaje directamente a sus receptores, o seguidores.

Entre la especialización de las fuentes periodísticas y la línea editorial de los unidireccionales medios de comunicación, las redes sociodigitales han burlado el cerco informativo, con el valor agregado de la interacción entre el emisor y el receptor; una dinámica que la televisión, la radio y los periódicos ven limitada acaso al teléfono, el correo postal o electrónico, mientras que las redes sociodigitales lo permiten en el llamado tiempo real.

Si algún medio unidireccional calla o editorializa alguna información, el auditorio puede consultar directamente la información del emisor a través de las redes sociodigitales, prescindiendo del medio, con la facilidad incluso de atender el específico momento de interés, a la hora y en el lugar de su preferencia.

Sin embargo, Twitter ha establecido también un cerco informativo al calificar como mentira algunos mensajes de Trump.

Sin hacer apología de la mentira, considero que el auditorio sabrá qué hacer con los mensajes que faltan a la verdad, tanto de los emisores, como de los medios de comunicación.

 

Eduardo Carrasco Gómez publica todos los jueves en este medio.


Eduardo Carrasco Gómez es teólogo y comunicólogo, profesor invitado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page